El Coaching como praxis para el aprendizaje y la mejora continua

¿El coaching es una palabra de moda, un nuevo estilo de gestión o…?

El coaching puede ser una palabra de moda si se “hace más de lo mismo”, si no hay cambio de prácticas. El riesgo es que llamemos a lo mismo con otro nombre.

Puede ser un nuevo estilo de gestión, si cambiamos las prácticas en la conciencia del fenómeno de cómo aprendemos, cómo observamos, cómo facilitamos el proceso de reflexión acción, contextos desde donde el Coaching puede ocurrir.

Cuál es el referente:

La ICF (Federación Internacional de Coaching), fundada en 1995, es la principal organización global dedicada a definir las normas de calidad para el ejercicio de la profesión, auditando estándares a escuelas y universidades formadoras y construyendo una red mundial de coches acreditados en categorías y estándares internacionales. Cuenta con más de 17.000 asociados y tiene representación en más de 95 países.

El propósito de la ICF es contribuir al desarrollo del arte, la ciencia y la práctica del coaching profesional.

Agregá tu comentario


Cuál es nuestro entender de un proceso de coaching:

El coaching personal y profesional es una relación profesional que ayuda a las personas a obtener resultados extraordinarios en sus vidas, carreras, negocios u organizaciones.

Es un proceso de reflexión y acción.
El coach puede ser visto como un facilitador de este proceso, siempre y cuando el coachee, acepte a preguntarse, ¿cómo hago lo que hago?
Si está dispuesto a revisar sus supuestos y las explicaciones de por qué eso sucede, en un espacio de confianza y respeto, tomando conciencia de dónde está y dónde quiere estar.

Las competencias centrales las podemos ver en detalle en http://www.coachfederation.org/includes/media/docs/SpanishCoreCompWeb1.pdf

A. SENTAR LAS BASES
B. CREAR CONJUNTAMENTE LA RELACIÓN
C. COMUNICAR CON EFICACIA
D. FACILITAR EL APRENDIZAJE Y LOS RESULTADOS

En un proceso de coaching se establece un compromiso en común entre las partes que participan.

El profesional capacitado tiene la habilidad de conversar para generar los contextos en las diferentes etapas de ese proceso.

Las personas en proceso de coaching quieren la posibilidad de producir  mejoras, y desde allí trabajan en el desarrollo de, lo que consideran, les falta aprender, reflexionar o accionar.

Sus competencias le permiten, al coach, generar espacios de reflexión, en los que el coachee se permite pensar “en voz alta” y declarar posibilidades.

Asimismo, el coach está alerta y revisa sus opiniones acerca de lo que cada uno puede lograr o no, en especial, si esas creencias limitan el espacio de posibilidades del coachee.

El coachee abierto a preguntarse ¿cómo estoy haciendo lo que estos haciendo? Y escucha al coach, atento a las preguntas y reflexiones ¿en dónde me hace sentido, lo que estamos conversando? ¿si se diera qué condición esto tendría sentido?

Así, ambos acuerdan las reglas del juego, lo que determina un marco para la relación.

El coach está atento a observar las emociones y estados de ánimo del coachee, para reflexionar juntos sobre la coherencia emocional y los sentires históricos que emergen, para diseñar las conversaciones necesarias en relación a los compromisos que el coachee desea conservar, mantener.

En el transcurso del proceso, coach y  coachee aprenden distinciones.
Cuando se puede distinguir, se “ve” algo de lo que desde ahora tenemos una distinción y  que antes permanecía en un espacio de ceguera; a partir de esto, podemos actuar en consecuencia.

Juntos monitorean los indicadores de gestión o perfomance estratégicos, con lo que se transfiere lo aprendido a las áreas de interés, y además, se aplican a lo que está faltando y corrigiendo los desvíos en relación con el proyecto declarado.

Ambos, coach y coachee, establecen una relación de confianza, respeto mutuo y gratitud, en tal sentido, reconocen lo que les falta, sus logros y festejan los resultados.

Estas distinciones no son nada nuevo, son propias de la antigua manera de transmitir conocimientos, de entrenar o de enseñar las artes y los oficios.

Hoy, las 1000 empresas FORTUNE usan el Coaching en algún nivel de su organización para mejorar sus procesos y resultados.

Estas importantes empresas utilizan el servicio de coaching para optimizar sus rendimientos en diversas áreas, buscando alcanzar la satisfacción y realización de sus colaboradores o de sus equipos de gestión.

Se plantean las necesidades individuales o de los equipos y las cotejan con los diversos servicios que les ofrecen las consultoras de coaching.

Citamos como ejemplos algunos datos recogidos en un estudio de la ICF Global Coaching Client Study Abril 2009.

Factores que llevan a las empresas a buscar un servicio de coaching:

• Autoestima/autoconfianza
• Equilibrio entre la vida y el trabajo
• Las oportunidades de la carrera
• La dirección comercial
• Las relaciones
• La actuación de trabajo
• Las habilidades interpersonales
• Las habilidades de comunicaciones
• El clima organizacional
• La efectividad del equipo
• La organización personal
• Administración del tiempo
• La cultura corporativa
• Perspectivas/Vida/Proyecto personal
• La organización financiera
• La planificación de la inversión
• Clarificar objetivos y estratégicas
• nfocar el compromiso de las personas
• Fomentar proactividad para afrontar retos
• Gestión de cambio
• Mejorar toma de decisiones
• Nuevas perspectivas sobre retos actuales
• Procesos de mejora continua

Estos mismos informes dan cuenta de cuáles son los criterios que usan las empresas para elegir una consultora o un profesional del coaching.

Destacamos la importancia de los atributos del coachee en ese proceso de selección.

Aspecto personal:

• La edad
• El género
• La etnia
• La apariencia física
• La voz del cochee
• La confianza del cochee
• La relación personal
• La compatibilidad personal
• El sentido de humor

Aspecto profesional:

• Nivel de educación formal
• Nivel de entrenamiento específico sobre coach
• Credencial o Certificado
• Detalle del plan de estudios
• El número de clientes
• Años como un coach
• Experiencia de trabajo
• Otras experiencias/background pertinente
• Referencias personales
• Referencias del cliente

Cómo hace el coaching:

• Lugar en el que se realiza el coaching
• Presentación del método
• Explicación del proceso
• Efectividad del proceso
• Retorno de la inversión
• Costo del servicio de coaching

Para finalizar, tenemos datos muy interesantes:

• El 85% de las personas que no hacen Coaching es porque “no se lo ha planteado por desconocimiento de su utilidad y aplicaciones”.
• El 22% dice “la organización no está preparada para este tipo de procesos”.
• El 16% “son procesos caros”.
• El 9% “no creemos que sea necesario en nuestra empresa”
• El 3% “no creemos en la utilidad del Coaching”

Esta información permite ubicarnos, ya sea desde la visión de una persona o empresa que necesita de un proceso de coaching, o como profesionales del área que ofrecemos un servicio acorde con las exigencias de la organización.

El Coaching está en un momento histórico marcado por una creciente demanda.

Vemos la coherencia y la evolución del Coaching en el mundo, por las experiencias de organizaciones como la International Coach Federation.

En Taishi Consulting acompañamos este momento del Coaching con nuestro propio proceso histórico de evolución, investigando los abordajes metodológicos de reconocidos referentes mundiales, con el objetivo de llevar las mejores prácticas a nuestros clientes.

Cuando nos hicimos cargo de la dirección de la ICF – Buenos Aires – Argentina Chapter, asumimos la responsabilidad de mejorar la calidad de esta profesión emergente.

Para ello nos comprometemos a:

• Actuar como representantes de la ICF en nuestro país.
• Facilitar el proceso de certificación de acuerdo con las categorías establecidas por la ICF para sus miembros.
• Promover el networking nacional e internacional para la comunidad de coaches asociados.
• Brindar recursos para la práctica del coaching profesional.
• Ofrecer actualización y capacitación para la profesionalización del ejercicio del coaching.
• Recibir a personas interesadas que deseen participar en diferentes comisiones para expandir las posibilidades.
• Dictar talleres para actualizaciones, algunos de ellos, con créditos emitidos por la ICF para los diferentes niveles de acreditaciones.

Del mismo modo, Taishi Consulting participa de las investigaciones y reflexiones en destacados foros internacionales como el Instituto Matríztico, el Mind & Life Institute, Conferencias Mundiales de la ICF, entre otras.

Todas estas acciones contribuyen a elevar el estándar profesional de nuestros consultores internos, sabiendo que este desarrollo y actualización permanente va a impactar en los procesos de las organizaciones que nos requieran.

Omar Ossés
Director
Taishi Consulting

Presidente
ICF Buenos Aires Argentina Chapter

Agregá tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


6 × cinco =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>