Conversaciones Reflexivas en mi Presente

Participé del curso de introducción en Biología Cultural a cargo del Dr. Humberto Maturana Romesín y Ximena Dávila en el Instituto de Formación Matriztica

Ximena Dávila, Dr. Humberto Maturana Romesín y Omar Ossés

Ximena Dávila, Dr. Humberto Maturana Romesín y Omar Ossés

¿Podría expresar la experiencia vivida del programa con un maestro como Humberto Maturana Romesín, Ximena Dávila y el equipo, durante estos 6 días?

Claro que, sosteniendo con mayor conciencia su teoría del observador, no tengo posibilidad de transmitir mi experienciar, necesito entrar a este explicar, que tampoco es mi experiencia, es lo que cuento ahora después de la experiencia, pero quiero compartir estas reflexiones desde mi agradecimiento.

Estudiar, reflexionar, filosofar, conversar con alguien que en mi experiencia me aparece como un Maestro oriental. Alguien que está en otro nivel de conciencia de su existir, que vive la vida como un juego amoroso y divertido, sin dejar todo el fundamento que lo destaca, que lo distingue.

Estoy inmerso en un emocionar de agradecimiento, de irreverencia respetuosa para plantearle mis supuestos, mis preguntas e indagar con el, los temas que vengo investigando, desde lo que hacemos en nuestra consultora.

Desde la emoción de la curiosidad, el entusiasmo y el compromiso con lo que hago, llegué para profundizar en “la matriz biológica-cultural” y tener un fundamento científico, para articular estos mundos de las organizaciones compuestas por seres humanos, la mirada y prácticas orientales del Aikido, para crear espacios para el bien-estar y facilitar la producción de lo que queremos producir.

El abordaje nuclear desde el que parto y creo; es este observar lo humano, la familia, las organizaciones como “una estructura organizada en una red de relaciones conversacionales entre seres humanos que operan en un fluir emocional dentro de determinada cultura”.

Algunos datos del Dr. Humberto Maturana Romesín

Es Co-Fundador, Co-Director, Investigador y Docente del Instituto de Formación Matríztica, donde según su propio decir: hemos creado un laboratorio humano.

El profesor Maturana ha creado desde su estudio de la percepción el campo de la comprensión ontológica del fenómeno del conocer, como un fenómeno biológico que él denomina biología del conocer, así como el entendimiento de los fundamentos biológicos de lo humano que él llama biología del amar. Además de una profunda comprensión de lo que constituye el vivir de todo ser vivo a través de la formulación de la Autopoiesis, una de las nociones científicas de mayor impacto transversal en la historia de la ciencia moderna. Estudió Medicina en Chile y Biología en Inglaterra y Estados Unidos, doctorándose en Biología en la Universidad de Harvard y desarrollando innovadores trabajos científicos en el MIT. Luego vuelve a Chile instalando su Laboratorio en la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile para posteriormente ser uno de los fundadores de la primera Facultad de Ciencias en el país.

Ha recibido numerosos reconocimientos internacionales por su trabajo científico, siendo sus obras traducidas a varios idiomas, recibiendo además el Premio Nacional de Ciencias en 1994. Es autor entre otras obras de Neurophysiology of cognition, Biology of language, Ontología del conversar, De la Biología a la Psicología, Objetividad un argumento para obligar, Del Ser al hacer y es co-autor de Autopoiesis and Cognition, De Maquinas y Seres Vivos y El Árbol del Conocimiento, entre otros.

Actualmente trabaja con la Prof. Ximena Dávila Yánez y un equipo de colaboradores del Instituto Matríztico en el desarrollo de las consecuencias del entendimiento evocado por la dinámica de la Matriz Biológica de la Existencia Humana en cinco áreas del quehacer humano: Familia, Educación, Empresa, Sociedad y Mundo Natural.

Prof. Ximena Dávila Yañez

Según su propio decir, se presenta como mujer, chilena, madre de tres hijos y que tiene como oficio el conversar. Además es co-Fundadora, co-Directora, Investigadora y Docente del Instituto de Formación Matríztica. La profesora Dávila ha creado desde su quehacer profesional el campo de la comprensión del dolor y el sufrimiento relacional como fenómenos humanos cuyo origen es siempre cultural.
Hija de un destacado dirigente sindical y una delicada profesional del vestir, estudió Orientación en Organizaciones y Relaciones Familiares en el Instituto Carlos Casanueva. Luego en su práctica profesional se interesó en las personas que pedían ayuda profesional para resolver las encrucijadas en su vivir, encontrándose con un quehacer generador de bien-estar cuya constitución nace de ampliar o recuperar el respeto por sí mismo, por el otro y por lo otro. Comprendió entonces que todo dolor por el que se pide ayuda es siempre de origen cultural, creando las Conversaciones Liberadoras.

Desde entonces numerosas personas en forma individual, parejas, familias y organizaciones han compartido con ella el arte y ciencia del conversar ontológico constitutivo.

En ese camino se encuentra con el trabajo científico del Dr. Humberto Maturana, entendiendo ambos que el quehacer profesional de ella abre las puertas a una nueva comprensión del vivir y convivir humano, decidiendo crear el Instituto de Formación Matríztica para dar formación en el entendimiento de la matriz biológica de la existencia humana.

Actualmente trabaja con el Dr. Humberto Maturana Romesín y con un equipo de colaboradores del Instituto Matríztico en el desarrollo de las consecuencias del entendimiento evocado por la dinámica de la Matriz Biológica de la Existencia Humana en distintas áreas del quehacer humano como la Familia, la Educación, la Empresa, la Sociedad y el Mundo Natural, tarea que la ha llevado a viajar por distintas partes de Chile y el Mundo abriendo nuevos y diferentes frentes de ondas para este entendimiento.

Introducción a la mirada de Biología Cultural del Instituto de Formación Matriztica.

La Biología-Cultural no es una teoría o una ciencia, sino que es la dinámica operacional generadora del nicho o matriz relacional donde se da la existencia humana. Así la noción Matriz Biológico-Cultural de la Existencia Humana connota el entrelazamiento biológico-cultural del vivir humano en redes de conversaciones.

Las redes de conversaciones que constituyen el vivir cultural humano han modulado y modulan el curso del fluir biológico del vivir humano, y el fluir biológico de la realización del vivir del ser humano ha modulado y modula el curso del vivir cultural de lo humano. Todo esto en un entrelazamiento recursivo que surge con el linaje humano en la conservación transgeneracional del conversar al surgir éste en la familia ancestral. La Biología-Cultural es el ámbito relacional-operacional en el que ocurre este proceso en la historia evolutiva de nuestro linaje.

La Biología-Cultural es, entonces, lo peculiar del linaje humano y es en ella donde todo lo humano ocurre. Todo lo que los seres humanos vivimos lo vivimos en y desde la biología cultural, ya sea arte, ciencia, tecnología, religión, filosofía, deporte, ocio o simplemente el vivir los quehaceres propios de la conservación del vivir.

El fluir del vivir humano en la biología-cultural es lo que constituye el vivir humano en el lenguaje como un vivir generador de mundos que surgen como expansiones de las matrices operacionales y relacionales del vivir humano cotidiano fundamental.

Mis conversaciones reflexivas de los temas que considero enfocarme hoy

-Sostengo el entendimiento de ver las organizaciones como redes de conversaciones entre seres humanos.

-Que en ese entrelazamiento de conversaciones y emociones vive la cultura de la misma.

-Que el emocionar determina lo que es posible hacer y la coordinación de acciones posibles.

-Que el entendimiento de una matriz operacional-cultural, nos permite poder observarla y la posibilidad de intervenirla.

-Que el foco en el Hacer, nos habilita a ver la coherencia operacional en los seres humanos, gestionado por las conversaciones que ocurren, inmersos en un emocionar que determina el punto de partida.

Mi interés e intención es seguir profundizando en los dominios medulares en los que creo y con los maestros referentes a quienes valido, con quienes, en esos procesos nos transformamos juntos.

Parto del supuesto que a grandes rasgos los seres humanos vivimos un mundo donde queremos evitar el sufrimiento y ser felices.

Cuando comencé a estudiar estos temas, fueron una dinámica espiral sin retorno, no hay vuelta atrás, y me hace tanto sentido y me da múltiples recursos para los ámbitos de intereses que “casi todos” los seres humanos tenemos.Salud, familia, profesión, identidad, dinero, calidad de vida, comunidad, espiritualidad y algunas otras más.

Participe en muchos programas, pero quiero citar mis referentes en estos dominios de aprendizaje hoy.

Mi maestro de Aikido Sensei Masafumi Sakanashi y los maestros discípulos directos del creador del Aikido O´Sensei Morihei Ueshiba,Sensei Sakanashi es un maestro en el dominio del Aikido, mostrando en sus enseñanzas su pasión por este arte.

Inicialmente estudie y trabajé en proyectos con Jim Selman, uno de los precursores del coaching en Argentina, con quien vi una gran base de distinciones, un intensivo training y su estilo.

Participe en programas con el Dr. Fernando Flores. Vi una propuesta del Ser organizacional, los procesos conversacionales implicados, los estados de ánimo organizacionales y por supuesto muchas más distinciones para crear organizaciones.Me hace sentido que venga desde la filosofía y desde la ingeniería para preguntarse sobre el SER y el hablar como un HACER para el Diseño Ontológico.

Participé en programas y trabajé con Julio Olalla.Un maestro en crear contextos de amorosidad, confianza y gatillar cambios en el coachee o en un grupo.Momentos que llame “mágicos”¿Cuál fue el encanto? ¿Cómo hizo lo que hizo? Experimente la amorosidad y el cuidado hacia una persona que sufre en su relato y conectarse desde su sensorialidad para inventar nuevos espacios de reflexión para ese otro ser humano.Me hace sentido su danzar y encantamiento en esas conversaciones “mágicas”, aparece su Maestría para ESTAR PARA OTRO SER.

La experiencia con el Dr. Humberto Maturana Romesín fue una maravillosa explicación científica del Hacer, desde su maestría, desde su brillantez, desde su energía, desde su flexibilidad asombrosa, desde su especial estadio de vida.Vi la interacción con Ximena Dávila, en danzas conversacionales con el Maestro, contando desde su experiencia, los “darse cuenta” que gatillaron juntos.Vi el respeto y conocimiento de los integrantes del equipo.Me hace sentido que como biólogo, venga desde la pregunta ¿cómo hacemos lo que hacemos? A partir de esta pregunta, reflexionando sobre el HACER poder reflexionar sobre el SERES, RELACIONES Y CULTURA.

Tomando algo que escuche.Prefiero tener un centímetro de conocimientos con la profundidad de un mar. que un mar de conocimientos de un centímetro de profundidad…

Estoy comprometido en profundizar y articular estos conocimientos medulares, con los referentes a quienes valido de estos abordajes de Ser, Hacer y el Emocionar.

Son bases constitutivas para cualquier Ser Humano con deseos de transformar sus sufrimientos y sus sueños, por lo tanto para cualquier profesión y organización.

Cuál es nuestro aporte en la articulación de estas miradas

Desde estos temas nucleares se sustenta nuestro trabajo en organizaciones con seres humanos.

Sostengo que desde la base de mi AIKIDO y con AIKI TRAINING, estamos articulando una filosofía práctica que complementa estos enfoques.Muchas de las prácticas se sustentan en la mirada de estos referentes, con quienes compartí este desarrollo.

Vengo desde mi mirada actual del AIKIDO, siendo 3 Dan Sensei, me pregunto. ¿Cuál es el cambio paradigmático que planteo O´Sensei Morihei Ueshiba, creador del Aikido? ¿Qué vio? Cuando en el relato de su revelación cita, el verdadero Budo (camino del guerrero) es aceptar el espíritu del universo basado en el amor y respeto de todos los seres y preservar la paz del mundo.

Mi mirada del AIKIDO hoy, tiene esta connotación:AI (armonía) hace referencia a la armonía con todos los seres vivos y el entorno. Ese espacio de AMOR, tomando el amor como la intención de bienestar del otro, como la emoción para la confianza en ese espacio relacional.

KI (energía) la energía vital que hay en cada ser vivo y en los elementos. La energía que circula con la comida, con el descanso, con la respiración, con las emociones.

DO (camino o vía) el camino de transformación en una relación entre ser y medio.

AIKI TRAINING es una filosofía práctica que articula e incluye estas miradas y abordajes para seres humanos en un continuo presente cambiante, para revisar pasados y futuros que traemos al presente, que nos causan sufrimiento e incertidumbre.

Cada vez que nos explicamos PORQUE NOS PASA LO QUE NOS PASA… nuestras conversaciones internas se inquietan en el presente entre preocupaciones pasadas y futuras…

ya que, cuando todo esta bien….generalmente no nos preguntamos nada y SOLO ESTAMOS!

Compartir estas reflexiones es una manera de difundir los HACERES en los que ando Hoy, que van modificando mi SIENDO en este PRESENTE CAMBIANTE CONTINUO, en una RED DE RELACIONES e INTERACCION MUTUA con el MEDIO.

Muchas gracias

Omar Rubén Ossés

Omar Rubén Ossés y Humberto Maturana Romesín

Omar Rubén Ossés y Humberto Maturana Romesín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


3 + = doce

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>